Digitalización de empresas industriales, una transición necesaria

Saqqara Informática   |   03 August 2022   |    4 MINUTOS DE LECTURA
<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Digitalización de empresas industriales, una transición necesaria</span>

La transformación digital actual ha cambiado de forma radical la forma en la que las empresas llevan a cabo todos sus procesos, incluso a nivel industrial modificando la forma de producir. La digitalización de empresas industriales es un factor necesario y clave para conseguir nuevas oportunidades de negocio, mejorar la competitividad y la eficiencia y garantizar la sostenibilidad de la industria.

Las empresas del sector industrial y sus procesos se están transformando de forma vertiginosa para poder adaptarse a las necesidades de esta nueva revolución digital, siendo un tipo de empresa de los que más expuestos están a los cambios que está produciendo la digitalización. Para ello la industria se apoya en novedosas tecnologías como Internet de las Cosas, Big Data, Inteligencia artificial y Blockchain.

Al hablar de digitalización del mundo industrial nos referimos a la Industria 4.0, la cual agrupa todo el conjunto de tecnologías y procesos de producción que conforman la industria del futuro. Supone una transformación hacia la digitalización del sistema productivo, así como nuevas oportunidades, modelos de negocio y formas de incrementar el rendimiento de una empresa y por lo tanto sus beneficios. Para ello deberemos aplicar esta transformación a todos los departamentos de nuestra industria, así como a los sistemas de diseño, fabricación y mantenimiento.

En esta digitalización del sector industrial es imprescindible que se produzca una convergencia entre las operaciones reales en planta y los procesos de gestión, lo que implica la modificación de los procesos internos actuales de este tipo de empresas.

En qué consiste la digitalización de empresas industriales

La digitalización de empresas industriales es un conjunto de soluciones de innovación y transformación hacia nuevos modelos de negocio y fuentes de ingresos que se basa en tres pilares fundamentales: la automatización, la mejora del proceso de fabricación y la optimización de la producción.

Esta transformación digital no se limita solo a las tecnologías utilizadas, sino que constituye una cultura de cambio que afecta por igual a todos los equipos de trabajo, implicando un cambio en la forma de gestionar las diferentes áreas. Llevando a cabo esto, la digitalización podrá tener un impacto muy beneficioso en la producción de cualquier empresa industrial.

El nivel de competitividad de una empresa está directamente relacionado con su capacidad de gestionar procesos y aumentar su productividad. Por este motivo, la transformación digital en la industria ha dejado de ser una opción para pasar a ser una fundamental y necesaria ventaja competitiva que permite sobrevivir a las empresas industriales. Una empresa industrial que no posea competencias digitales no podrá seguir el ritmo a las demandas emergentes ni competir contra el resto del sector.

Beneficios de la digitalización de empresas industriales

Tal y como acabamos de ver, los beneficios que aporta un proceso de digitalización en la industria, son múltiples y necesarios. Algunos de estos beneficios son los siguientes:

Reducción de los costes
Tecnología y disminución de los gastos de una empresa industrial van de la mano. La integración de tecnologías digitales permite la transformación de procedimientos y una digitalización de todo tipo de documentos que dan como resultado la optimización de procesos en general. Debido a esto se recortan gastos innecesarios y se produce una bajada en los costes.

Al mismo tiempo, la digitalización permite calcular y estimar gastos de forma más precisa, y elimina o sustituye tareas innecesarias dentro de los procesos, consiguiendo que sean mucho más eficientes, con el consiguiente ahorro de tiempo que se traduce en una reducción del coste de producción.

Descentralización de la producción
La digitalización industrial dota a las empresas de sistemas de monitorización remota que les permite trabajar sin parones y durante mucho más tiempo por sí mismos, sin necesidad de la presencia de un trabajador. La digitalización también incrementa la flexibilidad de las metodologías y su capacidad de reacción.

Incremento de la eficiencia y la productividad
La conectividad proporciona la capacidad a las máquinas para que se comuniquen entre ellas, lo que permite tomar decisiones descentralizadas. Para muchas tareas ya no es necesario que un trabajador esté en su puesto físico. De esta forma se eliminan tareas monótonas, repetitivas e incluso peligrosas, convirtiéndose en más precisas y eficientes.

Por lo tanto, la transformación digital permite tomar decisiones más efectivas y rápidas, apoyadas en datos precisos y en tiempo real. Además, los procesos de fabricación causan muchos menos problemas por estar en gran parte automatizados.

Aparición de nuevas oportunidades de negocio
Los nuevos sistemas digitales permiten que se puedan producir nuevos productos y/o servicios que antes eran inviables, y por lo tanto nuevas fuentes de ingresos. Además, los nuevos servicios pueden ponerse en marcha con mucha más rapidez.

Mediante el uso de nuevas tecnologías como el Big Data o la inteligencia artificial, las empresas industriales tienen la posibilidad de adelantarse a las tendencias y prever que novedades triunfarán entre los clientes.

Rápida respuesta a la demanda
La capacidad de reacción de los nuevos sistemas de producción basados en la tecnología facilita una rápida respuesta a los constantes cambios en la demanda. Por ejemplo, las tareas pueden reprogramarse en tiempo real y los productos pueden ser producidos con patrones mucho más personalizados para cada cliente y así obtener una mayor satisfacción por su parte.

Mejora de la ventaja competitiva
Las nuevas tecnologías mejoran la calidad de los productos manufacturados, ya que se incorporan nuevas funcionalidades en los sistemas de producción que mejoran el resultado. Esto ayuda a diferenciar nuestro producto y proporciona un valor añadido a la marca. Además, permite que los trabajadores puedan formarse y potenciar sus capacidades en lugar de estar invirtiendo su tiempo en tareas que no aportan valor a la empresa.

Estimulación de la innovación frente a los cambios futuros
La digitalización de empresas industriales impulsa la cultura de la innovación, ayudando a que las empresas descubran nuevas propuestas de valor y futuras tendencias. Al poder apoyarse en los datos, las empresas tienen la posibilidad de innovar con valiosa información que se ha podido estudiar de forma previa y prepararse de esta forma frente a la demanda futura.

Potenciación de la cohesión interna
La información que se obtiene gracias a la digitalización facilita la comunicación entre departamentos, lo que permite la fácil involucración en proyectos de profesionales de distintas áreas de la empresa. Al mismo tiempo, obtienen una visión completa de los diferentes departamentos para una gestión global mucho más eficiente. Además, el hecho de que la información sea inmediatamente accesible desde cualquier lugar y en cualquier momento, facilita el trabajo entre los diferentes equipos.

Mejora de la capacidad de uso de los datos
La transformación digital constituye una cultura de toma de decisiones basada en datos que se recopilan mediante las herramientas tecnológicas. Gracias a la constante mejora en los sistemas analíticos podemos profundizar en el análisis de datos, lo que potencia la toma de decisiones y brinda una rápida capacidad de respuesta.

Atracción del talento nuevo
Las empresas que consigan transformarse y digitalizarse antes y con éxito serán las que atraigan a un mayor número de profesionales altamente capacitados y formados. Además, si el cambio a las nuevas tecnologías se lleva a cabo de una manera adecuada y responsable, beneficiará a todos los empleados. Esto conseguirá que se aumente en la productividad y en la rentabilidad de la empresa.


En Saqqara estamos al lado de las empresas industriales para ayudarlas y asesorarlas en su proceso de digitalización. Para ello ponemos a su disposición un software de gestión ERP para empresas Industriales, de Fabricación y Producción que controla los procesos de producción y proyectos con rapidez y flexibilidad, gestionando toda la cadena de suministro y centralizando todos los procesos de fabricación en una única plataforma. Con Sage 200 Advanced para el sector industrial y de fabricación es posible obtener una visión 360° de todos los procesos y mejorar la capacidad productiva y comercial.

Compartir en redes

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

NEWSLETTER

¡Sé el primero en enterarte de todas las novedades en digitalización y cloud ERP!

Introduce tu e-mail y recibe nuestra newsletter, una vez al mes, con la actualidad más destacada. Descubre cómo ser más competitivo con la tecnología.

¿Necesitas más información?

Rellena el siguiente formulario y en breve un consultor se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas.