Cómo calcular el Cash Flow de tu empresa

Saqqara Informática   |   29 September 2020   |    4 MINUTOS DE LECTURA
<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Cómo calcular el Cash Flow de tu empresa</span>

En el post de hoy haremos un repaso sobre Cash Flow. Conoceremos a qué hace referencia, su importancia para el control financiero de una empresa y como se calcula. También descubriremos por qué es imprescindible para los directores financieros y veremos cómo un ERP puede ser de gran ayuda para llevar a cabo dicho análisis. 

>> Descarga nuestro eBook Sage 200c << Descubre los beneficios del ERP Sage  200c  y las características de la solución ERP definitiva.

Si estás empezando en el mundo de los negocios o llevas ya una larga trayectoria pero tu empresa se ha descontrolado debido su exponencial crecimiento, este post te interesa para volver a coger sus riendas. ¿Preparado/a? 

Importancia del Cash Flow para el control financiero de tu empresa

El Cash Flow o flujo de caja es una de las herramientas más importantes que utilizan los directores financieros para llevar el control financiero de la empresa. Esto se debe a que éste, no sólo ayuda a gestionar la tesorería de una empresa, sino a hacer una previsión de ingresos y gastos a medio plazo. 

El Cash Flow es una herramienta de control pensada para mostrar cómo de sana está una empresa. Es decir, refleja las necesidades de efectivo a corto plazo de las empresas, además de servir como una herramienta de análisis para valorar si se están cumpliendo o no los objetivos planteados, ya sean a medio o a largo plazo. 

Para ello, se basa en analizar las entradas y salidas de efectivo para determinar el flujo neto, el saldo mínimo que la empresa debe mantener para asegurar su continuidad, así como las necesidades de financiación en caso de déficit y el superávit. 

Una herramienta imprescindible para garantizar el correcto funcionamiento de una empresa. Si no sabes cuánto gastas y cuánto ganas, ¿cómo podrá crecer tu empresa? ¿Cómo podrás medir su éxito?

El objetivo principal del Cash Flow es: 

  • Determinar el dinero que sobra o falta para la elección de herramientas de inversión y métodos de financiación. 
  • Identificar los comportamientos de flujo de dinero: entradas, salidas, inversiones y financiación, para controlar y gestionar toda la parte financiera de una empresa de manera correcta. 
  • Evaluar las políticas de cobros y pagos para saber qué acciones de mejora deben realizarse. 

Cualquier empresa que desee tener una economía sana, el director financiero estará obligado a analizar mediante el Cash Flow todo lo que sucede, día a día, con el dinero empresarial. 

Tipos de Cash Flow

Como director financiero, seguramente ya sabes que existen diferentes tipos de flujo de caja, pero no está de más, hacer un repaso de ellos. 

Flujo de caja operativo (FCO)

Éste hace referencia al análisis de todas las entradas y salidas de dinero realizadas en la empresa, vinculadas con las operaciones y actividad comercial de la empresa

Flujo de caja de inversión (FCI)

Éste se refiere a las inversiones efectuadas por la empresa. Muestra los ingresos y gastos derivados de inversiones. 

Flujo de caja financiero (FCF) 

En este caso, se reflejan los ingresos derivados de la emisión de acciones o deuda y los gastos derivados a los accionistas. 

Es importante que todos estos flujos de caja sean analizados. Todos los indicadores son importantes y es fundamental que el director financiero los utilice, no sólo para controlar las finanzas de la empresa, sino para que le ayuden a trazar planes y estrategias de mejora para reducir costes y maximizar los beneficios. 

¿Cómo calcular el Cash Flow de tu empresa? 

Encontramos cinco formas para calcular el flujo de caja. Vamos a verlas. 

Cash Flow (CF)

Se trata del flujo de efectivo que se generaría en un ejercicio si se cobraran todos los ingresos y se pagaran todos los gastos. Una de sus desventajas pero, es que no tiene en cuenta el tiempo que se tarda en hacer efectiva la liquidez. 

CF= RESULTADOS EJERCICIO + AMORTIZACIONES + PREVISIONES 

EBITDA

Se trata del beneficio logrado por una empresa sin tener en cuenta los intereses e impuestos que una empresa tiene que pagar.  Su principal diferencia con el CF es que no mide la liquidez de la empresa, ni las inversiones realizadas y elimina todos los resultados financieros y algunos extraordinarios. 

EBITDA = RESULTADO EXPLOTACIÓN (BAIT) + AMORTIZACIONES + PROVISIONES 

EBITDAR

Es ideal para empresas en reestructuración, puesto que es el que mejor refleja la capacidad de generación de recursos de la actividad. Esto se debe a que los considera excepcionales. 

EBITDA + COSTES DE REESTRUCTURACIÓN // EBITDA + COSTES DE RENTA

Cash Flow Operativo (CFO)

Éste tiene en cuenta el flujo de cobros y pagos. Por tanto, el dinero que ha consumido la empresa con su actividad. 

CFO = EBITDA +/- EXISTENCIAS +/- DEUDORES +/- ACREEDORES

Cash Flow Libre (CFL)

Es la tesorería que ha generado o consumido la empresa durante un año sin considerar las fuentes de financiación. Éste además, incluye las variaciones en los activos no corrientes. 

CFL = CFO + DESINVERSIONES – CAPEX

¿Y por qué necesito un ERP para calcular el Cash Flow?

Y aquí está la pregunta más interesante y relevante de todo el post: ¿Qué tienen que ver los ERPs con todo esto? 

Para poder llevar a cabo un Cash Flow lo primero que se necesita es información. Recopilar todos los datos necesarios para poder evaluar la situación de la empresa. Sin estos datos, no hay flujo de caja. 

Los ERP o software de gestión empresarial para financieros ayudan a hacer la recopilación de estos datos, que sin una herramienta tecnológica por en medio, se deben realizar de forma manual. 

Imagínate que tienes toda la información financiera repartida por excels; tendrías que buscar excel por excel el dato que necesitas para poder calcular tu flujo de caja. Con los ERPs, esta tarea se hace de manera automática, puesto que con un sólo clic puedes tener una visión global de todo tu departamento financiero y en tiempo real.

Los software de gestión lo que te permiten es agilizar procesos teniendo toda la información en una única plataforma, pudiendo así, recuperar históricos para hacer comparaciones y ver el crecimiento diario de la empresa. 

Con una herramienta como Sage 200 , llevar la contabilidad de tu empresa es muy fácil, ya que cuenta con soluciones integradas que te permiten disponer de herramientas específicas para tu departamento contable como por ejemplo, generar facturas electrónicas, firmar electrónicamente, entre otras.

>> Descarga nuestro eBook Sage 200c << Descubre los beneficios del ERP Sage  200c  y las características de la solución ERP definitiva.

Una solución perfecta para tener el control absoluto de tu economía. Una parte fundamental si se quiere garantizar la continuidad y futuro de ésta. 

Para más información sobre cómo Sage 200 puede ayudarte en el cálculo de tu Cash Flow puedes contactar con unos de nuestros consultores en el siguiente enlace

Compartir en redes

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

NEWSLETTER

¡Sé el primero en enterarte de todas las novedades en digitalización y cloud ERP!

Introduce tu e-mail y recibe nuestra newsletter, una vez al mes, con la actualidad más destacada. Descubre cómo ser más competitivo con la tecnología.

¿Necesitas más información?

Rellena el siguiente formulario y en breve un consultor se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas.