Trabas de la Ley Crea y Crece

Saqqara Informática   |   07 September 2022   |    3 MINUTOS DE LECTURA
<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Trabas de la Ley Crea y Crece</span>

El proyecto de ley Crea y Crece, que busca facilitar la creación y el crecimiento de las empresas, pasó por una fase de consulta pública antes de llegar al Parlamento, en la que expertos y representantes de pymes y autónomos coincidieron que se deberían aprobar diversas enmiendas y complementar con otras reformas para que la norma tuviera toda la utilidad que quiere. Estas enmiendas han sido recientemente añadidas, pero aun así son muchos los que opinan que se quedan cortas.

La principal novedad de esta norma es la eliminación del capital social mínimo requerido de 3.000 euros para constituir una sociedad, de forma que a partir de la entrada en vigor de la nueva ley será posible hacerlo con tan solo 1 euro. Este trámite podrá efectuarse online y en tan solo cinco días presentando una escritura elaborada por el mismo interesado en lugar del modelo oficial. Esta medida acerca a España a países como Francia, Grecia, Dinamarca u Holanda, en los cuales en tres o cuatro días se puede fundar una compañía, aunque los pequeños empresarios consideran que esta medida no es suficiente si luego no se ayuda a estas pequeñas empresas con los trámites y papeleos posteriores del día a día. El proyecto pone demasiado acento en la creación, cuando realmente no existe un problema de emprendimiento, sino de consolidación y crecimiento.

Además, el desembolso actual de 3.000 euros no es ni el único obstáculo económico ni el más importante. Muchos de los problemas surgen posteriormente debido a las cuotas de autónomo, cotizaciones a la Seguridad Social, ausencia de ayudas públicas, etc.

Veamos a continuación cuáles son las trabas y carencias que podemos encontrar en la ley Crea y Crece y que hacen que esta normativa para muchos pequeños y medianos empresarios no sea la ideal.

Carga burocrática y fiscal

Como acabamos de comentar, darnos de alta en la Seguridad Social y en Hacienda para iniciar una actividad empresarial no es lo más problemático. Las dificultades se presentan posteriormente a la hora de gestionar las licencias municipales, las evaluaciones de impacto medioambiental de las comunidades autónomas, etc. Además, eliminar el requisito de los 3.000 euros como capital inicial es solo uno de muchos gastos en los que debe incurrir un emprendedor a la hora de montar un negocio.

Lo que marcaría la diferencia sería aliviar cargas fiscales, como por ejemplo, la obligación que tienen las empresas que venden más de 6 millones de declarar de manera online e inmediata el IVA de sus facturas en vez de hacerlo de forma mensual o trimestral. Cuando se alcanzan determinados umbrales de facturación, las cargas burocráticas se multiplican exponencialmente.

Además, existe un importante problema que no trata esta ley, que es la tramitación de licencias locales y autonómicas, asumiendo al mismo tiempo que todos los emprendedores están familiarizados con la tecnología, no siendo siempre así. Por este último motivo se ha establecido el actual Kit Digital mediante el cual se subvenciona la adopción entre las pymes de la factura electrónica, que desde 2015 solo es obligatoria para la contratación pública, pero que la ley Crea y Crece propone ampliar a las relaciones entre empresas privadas de cualquier tamaño y ámbito.

Según las diferentes asociaciones de autónomos, lo ideal sería eximir a estos del IVA online hasta que pudieran digitalizarse. Sin embargo la ley Crea y Crece contempla un periodo transitorio para la implementación de la factura electrónica de un año desde la aprobación del reglamento, para las empresas y autónomos que facturen más de ocho millones de euros y de dos años para el resto.

Morosidad

La ley también persigue reducir la morosidad en las operaciones comerciales, para lo cual, generaliza el uso de la factura electrónica y prohíbe el acceso a fondos públicos a las empresas que incumplan el límite legal de 60 días fijado para el pago a sus proveedores.

Esta medida también puede llegar a ser insuficiente mientras las empresas no estén obligadas a demostrar por medio de un certificado expedido por un auditor independiente que acatan dicha regla. Además lo ideal sería acompañar los límites a la morosidad con un régimen sancionador, ya que la factura electrónica deja constancia del retraso, pero por sí sola no mejora los plazos.


En Saqqara apoyamos a las pequeñas y medianas empresas para que puedan implantar de manera eficiente las nuevas normativas en todos sus procesos administrativos. También como agente digitalizador que somos, tramitamos las subvenciones procedentes del Programa Kit Digital, dotado con un presupuesto de 3.000M de euros para la ayuda a la digitalización de las pymes. Nuestras soluciones de software a medida de gestión empresarial Sage están en constante actualización para adaptarse a los cambios normativos y a las circunstancias cambiantes del mercado.

Compartir en redes

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

NEWSLETTER

¡Sé el primero en enterarte de todas las novedades en digitalización y cloud ERP!

Introduce tu e-mail y recibe nuestra newsletter, una vez al mes, con la actualidad más destacada. Descubre cómo ser más competitivo con la tecnología.

Artículos relacionados

¿Necesitas más información?

Rellena el siguiente formulario y en breve un consultor se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas.